Por qué es tan importante el momento antes de dormir

Como padres tenemos tantas obligaciones que, a veces, nos falta tiempo para disfrutar más de nuestros hijos. Sin embargo, es importante que tengamos en cuenta esta información para apoyar el bienestar y la felicidad de nuestros niños.

Esta semana en mi blog: doriespejo.com, he publicado la entrada: ¿Por qué practicar Ho’oponopono antes de dormir?, en la cual compartía esta información que hace unos años la revista científica The Journal of Neuroscience publicó:

Un estudio sobre el cerebro publicado en la revista científica The Journal of Neuroscience confirma que irse a dormir con emociones negativas tiene como consecuencia que éstas se refuercen o conserven.

Los científicos hicieron ver a los participantes imágenes con una fuerte carga emocional.

A continuación, un grupo se fue a dormir y el otro permaneció despierto durante doce horas. Después, estudiaron la reacción de todos ellos ante las mismas imágenes. 

Constataron que las personas que habían dormido continuaban experimentando emociones igual de violentas ante las imágenes impactantes, mientras que las personas que habían estado despiertas se sentían claramente menos afectadas. 


El descanso permite al cerebro ordenar las ideas y grabar en la memoria los recuerdos y experiencias del día, sobretodo, las experiencias emocionales


Después de un trauma doloroso se aconseja no irse a dormir inmediatamente, precisamente para evitar que los recuerdos desagradables se queden marcados a fuego en la memoria […]

Como padres, ¿de qué forma podemos aprovechar esta información para beneficiar a nuestros hijos?

  • Por un lado, es importante vigilar qué ven nuestros niños en la televisión, ordenador, tablet… antes de ir a dormir pues, si tiene contenido violento o de alta carga emocional, eso se grabará en sus mentes.
  • Evitar situaciones tensas antes de ir a dormir. Si antes de ir a la cama solemos regañar o discutir con nuestros hijos, es importante buscar -cuanto antes- una solución pacífica para que reine un ambiente armonioso.
  • Es vital sacar el máximo partido al momento antes de dormir: leer historias bonitas, tener conversaciones agradables y confidenciales, reír…
  • Si queremos ayudarlos emocionalmente, es un buen momento para aplicar técnicas de liberación emocional para niños (especial hincapié para casos de terrores nocturnos), fortalecer el enfoque positivo de la experiencia diaria.., etc.
  • Y, sobretodo, transformarlo en un momento especial y único, mostrándoles cuánto los queremos (palabras cariñosas, decirles “te quiero”, darles abrazos, besos). Además, al no haber ningún motivo por el cuál ellos reciben ese amor, percibirán que los amas incondicionalmente, tal como son.

 

Recuerda: ¿Qué emociones te gustaría que se grabaran en la mente tierna de tus hijos? Puedes potenciarlo antes de ir a dormir 🙂

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*