Descubriendo nuestro interior

En las presentaciones de mi libro El desván de la felicidad, realizo un taller emocional para los pequeños en los que hago participar a dos adultos.

Hay un momento en que, después de hacer una demostración de por qué las emociones que se vuelven dolorosas, pregunto a los niños:

Y si ya no tiene tristeza, ¿qué tiene?

¡Alegría! -responden.

Este conocimiento tan simple es algo muy importante si queremos descubrir nuestra naturaleza interior.

Cuando sientas cualquier emoción que te causa dolor, estrés, preocupación, pregúntate: Si pudiera soltar esto completamente, ¿cómo me sentiría?

Y aún cuando aparezca detrás otra emoción incómoda, repite la pregunta y así, hasta que encuentres que lo que queda detrás es calma, bienestar, luz, alegría, amor, paz…

¿Sabes por qué ocurre esto?

Porque al soltar vamos destapando nuestro verdadero ser.

Además sucede una cosa muy curiosa: si pretendes soltar, dejar ir, la alegría o la calma por ejemplo, consigues más calma, más bienestar.

Obsérvalo.

Esto ocurre porque no podemos deshacernos de nuestro Ser. Podemos taparlo e incluso olvidar quiénes somos realmente, pero en nuestro interior, la luz sigue brillando.

¿No te parece maravilloso? 😉

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*